Número de Visitantes:

Inmunoglobulina humana

 

 

¿Cómo funciona este medicamento?

Este producto pertenece a una clase de medicamentos llamados inmunoglobulinas. Estos medicamentos contienen anticuerpos humanos, presentes también en la sangre. Los anticuerpos ayudan a combatir las infecciones.

Los medicamentos como la inmunoglobulina humana se utilizan en pacientes que no tienen anticuerpos suficientes en la sangre y suelen padecer infecciones con frecuencia.

Estos medicamentos también se pueden utilizar en pacientes que necesitan anticuerpos adicionales para la cura de determinados trastornos inflamatorios (enfermedades autoinmunes).

La inmunoglubulina humana es empleada para:

Tratamiento de pacientes que no tienen anticuerpos suficientes (tratamiento de reposición).

Hay tres grupos:

1. Pacientes con escasez de anticuerpos congénita (síndromes de inmunodeficiencia primaria (IDP)) como:
a. Agammaglobulinemia o hipogammaglobulinemia congénitas.
b. Inmunodeficiencia común variable
c. Inmunodeficiencias combinadas graves
d. Síndrome de Wiskott-Aldrich

2. Pacientes con enfermedades de la sangre que tienen como consecuencia una ausencia de la producción de anticuerpos e infecciones recurrentes (mieloma o leucemia linfocítica crónica con hipogammaglobulinemia secundaria grave).

3. Niños que padecen SIDA congénito e infecciones frecuentes.

Tratamiento de pacientes con determinados trastornos inflamatorios (efecto inmunomodulador).

Hay tres grupos:

1. Pacientes que no tienen suficientes plaquetas en la sangre (púrpura trombocitopénica idiopática, PTI) y con un alto riesgo de hemorragia o que vayan a ser sometidos a una intervención quirúrgica próximamente.

2. Pacientes con una enfermedad que se caracteriza por la inflamación múltiple de los nervios de todo el cuerpo) (Síndrome de Guillain Barré).

3. Pacientes con una enfermedad que provoca la inflamación múltiple de diversos órganos del cuerpo (Enfermedad de Kawasaki).

Tratamiento o prevención de infecciones después de un trasplante de médula ósea (Transplante alogénico de médula ósea).

 

 

Antes de usar inmunoglobulina humana

No use este medicamento y avise a su médico:
• Si usted es alérgico (hipersensible) a las inmunoglobulinas
• Si usted tiene deficiencia de inmunoglobulina A, en cuyo caso puede tener anticuerpos anti-inmunoglobulina A en la sangre.

Su médico debe extremar las precauciones si usted padece sobrepeso, es mayor, diabético o si tiene la tensión arterial alta, bajo volumen sanguíneo o problemas en los vasos sanguíneos (enfermedades vasculares). En estos casos (aunque es muy raro), las inmunoglobulinas pueden aumentar el riesgo de infarto de miocardio, accidente vascular cerebral, embolia pulmonar o trombosis venosa profunda.

Advierta a su médico:

Si ha tenido problemas renales
Si es diabético
Si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos, incluso los adquiridos sin receta, o si se le ha administrado una vacuna durante las últimas seis semanas.
Si está en embarazo o planea estarlo

 

 

¿Cómo se administra?

La inmunoglobulina humana se aplica como infusión intravenosa (en la vena), a dosis e intervalos diferentes según criterio de su especialista. La aplicación de este medicamento se hará en las instalaciones de MEDICARTE en un periodo de varias horas (según la dosis).

Bajo ninguna circunstancia el medicamento le será entregado para aplicación por fuera de MEDICARTE, debido a las posibles complicaciones y requerimientos de equipos, así como de personal calificado para la aplicación del mismo.

Usted será controlado atentamente durante el período de perfusión de inmunoglobulina para evitar que sufra una reacción alérgica. MEDICARTE se asegurará de que la velocidad de perfusión de este medicamento es la adecuada en su caso.

Si padece un trastorno que se caracteriza por un nivel bajo de anticuerpos en la sangre (hipo- o agammaglobulinemia), si no ha recibido este medicamento antes o si ha transcurrido un largo período (por ejemplo, varias semanas) desde la última vez que le fue administrado, puede existir un riesgo mayor de efectos adversos. En dichos casos, será controlado exhaustivamente durante la perfusión y una hora después.

Si ya ha recibido inmunoglobulina humana previamente y ha recibido el último tratamiento recientemente, sólo será observado durante la perfusión y durante al menos 20 minutos después de la perfusión.

Si experimenta una reacción alérgica durante la perfusión de inmunoglobulina, informe a su médico inmediatamente. Según la decisión del médico, puede reducirse la velocidad de la perfusión o bien interrumpirse.

 

 

Posibles efectos adversos

Al igual que todos los medicamentos, este puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas las sufran. La mayoría de los efectos adversos son leves a moderados y son más habituales al inicio del tratamiento. Sin embargo, algunos pueden requerir tratamiento o pueden ser indicio de otra enfermedad, por lo cual es importante que los consulte con su médico.

Poco frecuentes
• Escalofríos
• Dolor de cabeza
• Fiebre
• Vómitos
• Reacciones alérgicas
• Náuseas
• Dolor de articulaciones
• Tensión arterial baja
• Dolor moderado de espalda.

Raros
• Descenso brusco de la tensión arterial
• Reacciones alérgicas (shock anafiláctico)
• Alteraciones en las pruebas de sangre

Muy raros
• Alteración en la coagulación

 

 

¿Cuándo acudir a su IPS o llamar a su médico tratante?

• Si presenta síntomas de reacciones alérgicas como erupción cutánea, picazón o urticarias, hinchazón de la cara, labios o lengua, hormigueo, entumecimiento o cambios en la visión.

• Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este plegable.

 

 

¿Cómo almacenar las tabletas de ácido ibandrónico?

• Este medicamento no se entregará para aplicación en casa. En Medicarte se conserva en cadena de frío controlada permanentemente Entre 2° y 8°C).

 
 

¿Qué más necesito saber?

La perfusión de inmunoglobulinas puede alterar la eficacia de algunas vacunas de virus vivos como la del sarampión, rubéola, paperas y varicela. Por tanto, tras la administración de estos medicamentos, puede que tenga que esperar hasta 3 meses antes de recibir una vacuna de virus vivos atenuada. Puede que tenga que esperar hasta 1 año tras recibir inmunoglobulinas antes de la administración de la vacuna contra el sarampión.

Este medicamento contiene una amplia variedad de anticuerpos diferentes, algunos de los cuales pueden interferir con los análisis de sangre. Si se le realiza un análisis de sangre después de recibir inmunoglobulina, por favor informe al analista o a su médico que ha recibido la medicación.
 

Comparta esta información con todas las personas que se encarguen de su cuidado.

 


     

 

Elaboró: Q.F. Diego Gallego - Revisó: Dr. Cesar Jimenez - Aprobó: Q.F. Liliana Gómez
Febrero 2010
Bibliografía: Ficha Técnica del medicamento en la EMEA
http://ec.europa.eu/enterprise/sectors/pharmaceuticals/documents/community-register/2006/2006011910807/anx_10807_es.pdf