Medicarte - Home

MedicarteMedicarte

Trastornos del crecimiento

TALLA BAJA

trastorno del crecimiento

DEFINICIÓN

El crecimiento es un proceso biológico complejo que se define como un incremento en el tamaño corporal y la expresión fenotípica de una potencialidad genética. Esta potencialidad es modulada por la interacción de factores endógenos (genéticos, hormonales, procesos metabólicos, receptividad de los tejidos diana) con factores exógenos (nutrición, entorno físico, emocional y social) de cada individuo.

La interacción entre estos factores puede hacer que el proceso del crecimiento se diferencie del considerado normal, en el cual la talla y la velocidad de crecimiento se encuentran dentro del intervalo normal para la edad.

Un paciente con talla baja se caracteriza porque crece menos de 4 cm al año después de cumplir los tres años de edad y porque la edad ósea (grado de desarrollo de las estructuras óseas) se encuentra retrasada en dos años con respecto a su edad cronológica. La deficiencia de hormona de crecimiento es una de las principales causas de talla baja.

SÍNTOMAS

Estatura baja severa
Obesidad troncal
Desproporción cráneo facial
Voz infantil
Micropene en varones
Retraso en la pubertad
Retraso en la edad ósea

TRATAMIENTO

El tratamiento de la talla baja asociada a la deficiencia de la hormona de crecimiento se basa en la administración subcutánea de somatropina  (hormona de crecimiento recombinante).
Otras indicaciones del tratamiento con somatropina incluyen:

Insuficiencia renal crónica antes del trasplante
Síndrome de Turner
Adultos con pérdida o caquexia asociada a VIH
Síndrome de Prader Willi
Pequeño para la edad gestacional
Talla baja idiopática
Síndrome de intestino corto
Síndrome de Noonan

TRATAMIENTO NO FARMACOLÓGICO

Si bien los pacientes con deficiencia de hormona de crecimiento son sometidos a tratamiento farmacológico con somatropina, la combinación de esta terapia con tratamiento no farmacológico juega un papel muy importante ya que ayuda a potenciar el efecto del medicamento. Dentro de las medidas no farmacológicas se destacan:

Nutrición balanceada y adecuada
Ejercicio físico aeróbico