Medicarte - Home

MedicarteMedicarte

Risperidona

En Medicarte IPS estamos comprometidos con la gestión farmacoterapéutica integral buscando como principal objetivo mejorar su estado de salud y su estado de ánimo. Este documento es una recopilación de información que realizamos para beneficio suyo y el de su familia con el fin de que tengan mayor información y conocimiento del medicamento que está recibiendo. Cuente con nosotros como su aliado experto.

  • Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico
  • Este medicamento se le ha prescrito a usted y no debe dárselo a otras personas, aunque tengan los mismos síntomas, ya que puede perjudicarles.
  • Si considera que alguno de los efectos que sufre es grave o aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este plegable, informe a su médico o farmacéutico.
  • Comparta esta información con las personas que se encargan de su cuidado.
¿Cómo funciona este medicamento?
  • Esquizofrenia, enfermedad en la que puede ver, oír, o sentir cosas que no están ahí, creer en algo que no es cierto, o sentirse particularmente suspicaz, o confuso.
  • Manía, en la que puede sentirse muy excitado, exaltado, agitado, entusiasmado o hiperactivo. La manía aparece en una enfermedad llamada “trastorno bipolar”
  • Tratamiento a corto plazo (hasta 6 semanas) de la agresión persistente en personas con demencia de tipo Alzheimer.
  • Tratamiento a corto plazo (hasta 6 semanas) de la agresión persistente en niños intelectualmente disminuidos (al menos de 5 años de edad) y adolescentes con trastornos de conducta.

Algunos nombres comerciales: Risperdal®, Risdona®, Rispolux®, Sicopidol®, Tractal®, Risperimed®.

Antes de usar este medicamento

Su médico debe saber si usted:

  • Es alérgico (hipersensible) a la risperidona o alguno de sus componentes
  • Tiene algún problema de corazón, como alteraciones del ritmo cardíaco o si es propenso a tener la presión arterial baja o si utiliza medicamentos para la presión arterial, ya que la risperidona puede reducir la presión arterial y puede que necesite que le ajusten la dosis.
  • Ha presentado alguna vez movimientos involuntarios de la lengua, boca y cara.
  • Ha presentado alguna vez síntomas que incluyen fiebre, rigidez muscular, sudoración o una disminución del nivel de consciencia (también conocido como Síndrome Neuroléptico Maligno).
  • Tiene enfermedad de Parkinson o demencia.
  • Si ha tenido en el pasado niveles bajos de células blancas de la sangre.
  • Es diabético.
  • Tiene epilepsia.
  • Es varón y en alguna ocasión ha tenido una erección prolongada o dolorosa.
  • Tiene problemas para controlar su temperatura corporal o siente calor excesivo.
  • Tiene problemas de riñón.
  • Tiene problemas de hígado.
  • Tiene un nivel anormalmente alto en su sangre de la hormona prolactina o si tiene un tumor.
  • Usted o alguien de su familia tiene antecedentes de problemas de coágulos en la sangre dado que los antipsicóticos se han asociado con la formación de coágulos en la sangre.
  • Presenta trastornos en el periodo menstrual o problemas de fertilidad en mujeres o hinchazón de las mamas en hombres.
  • Si está embarazada o planea estarlo, o si está lactando.
  • Si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos incluso los adquiridos sin prescripción. Especialmente si toma:
    • Medicamentos para: salud mental, alergias, presión arterial o problemas cardíacos, Parkinson o Diuréticos
¿Cómo se administra este medicamento?

Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico. En caso de duda, consulte de nuevo a su médico o farmacéutico.

La presentación del medicamento (oral o inyectable), así como la dosis, dependen de su caso específico y sólo las decide su médico. Habitualmente se inicia en una dosis baja que se aumenta gradualmente hasta alcanzar la dosis efectiva.

Tabletas: Se deben tragar enteras con un poco de agua, con o sin alimentos, con la frecuencia que le haya indicado su médico. Procure tomarlo siempre en el mismo horario.

Si olvida tomar una dosis, tómela en cuanto se acuerde, pero no tome una dosis doble para compensar la dosis olvidada.

Inyectable: Se administra mediante inyección intramuscular en el brazo o en el glúteo cada dos semanas, en nuestras instalaciones (Si se autoriza la autoaplicación, debe recibir primero un entrenamiento adecuado por parte de nuestro personal). Las inyecciones se deben alternar entre el lado izquierdo y el lado derecho y no se deben administrar por vía intravenosa.

No deje de usar este medicamento a menos que se lo indique su médico. Los síntomas pueden reaparecer. Si su médico decide interrumpir este tratamiento, se puede disminuir su dosis gradualmente durante unos días.

Posibles efectos adversos

Al igual que todos los medicamentos, este puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas las sufran. La mayoría de los efectos adversos son leves a moderados y son más habituales al inicio del tratamiento. Sin embargo, algunos pueden requerir tratamiento o pueden ser indicio de otra enfermedad, por lo cual es importante que los consulte con su médico.

A continuación, se citan algunos de los efectos adversos más frecuentes de la risperidona:

  • Dificultad para dormir
  • Parkinsonismo
  • Somnolencia
  • Dolor de cabeza
  • Neumonía, bronquitis, infección del tracto urinario, síntomas gripales, infección del oído, sinusitis.
  • Aumento de la prolactina
  • Cambios en el apetito y el peso
  • Trastornos del sueño, irritabilidad, depresión, ansiedad, inquietud
  • Distonía (contracción involuntaria de los músculos), Discinesia (movimientos musculares involuntarios)
  • Mareos, Temblor (agitación)
  • Visión borrosa, infección de ojos
  • Latido rápido del corazón, aumento de presión arterial, dolor de garganta, tos, sangrados nasales, congestión nasal
  • Respiración entrecortada
  • Dolor abdominal, vómitos, náuseas, estreñimiento, diarrea, indigestión, sequedad de boca, dolor de muelas
  • Erupción, enrojecimiento de la piel
  • Espasmos musculares, dolor de huesos o músculos, dolor de espalda, dolor de las articulaciones
  • Incontinencia (pérdida de control) urinaria
  • Hinchazón del cuerpo, brazos o piernas, fiebre, dolor de pecho, debilidad, fatiga (cansancio), dolor
  • Caídas.
¿Cuándo acudir a su IPS o llamar al médico tratante?
  • Si toma más risperidona de la que debiera (se puede sentir somnoliento o cansado, presentar movimientos corporales anómalos, problemas para mantenerse de pie y caminar, sensación de mareo por la disminución de la tensión arterial, o tener latidos anómalos o convulsiones).
  • Si presenta coágulos sanguíneos en las venas, especialmente en las piernas (los síntomas incluyen hinchazón, dolor y enrojecimiento de la pierna), e incluso dificultad al respirar.
  • Si tiene demencia y presenta un cambio repentino de su estado mental o debilidad repentina o entumecimiento de la cara, brazos o piernas especialmente en uno de los lados, o le cuesta hablar incluso durante un periodo corto de tiempo. Pueden ser signos de un infarto cerebral
  • Si presenta fiebre, rigidez muscular, sudoración o una disminución del nivel de consciencia.
  • Si es hombre y presenta una erección prolongada o dolorosa que se conoce como priapismo.
  • Si presenta movimientos rítmicos involuntarios de la lengua, boca y cara.
  • Presenta una reacción alérgica grave caracterizada por fiebre, hinchazón de la boca, cara, labios o lengua, dificultad para respirar, picor, erupción de la piel o bajada de la presión arterial
¿Cómo almacenar el medicamento?
  • Almacene el medicamento en un lugar seco, a temperatura no mayor a 30°C. Nunca lo ubique en sitios de alta humedad o temperatura como el baño y la cocina.
  • Manténgalo en el empaque original para protegerlo de la luz.
  • Guarde este y todos sus medicamentos fuera del alcance de los niños y mascotas.
  • Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Pregunte al Químico Farmacéutico como deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma ayudará a proteger el medio ambiente.
¿Qué más necesito saber acerca de este medicamento?
  • Durante el tratamiento con risperidona le pueden realizar periódicamente exámenes de sangre para vigilar la seguridad del tratamiento.
  • La risperidona puede hacerle aumentar de peso. Un aumento significativo de peso puede afectar desfavorablemente su salud. Debe monitorear cambios en su peso y llevar hábitos de vida saludable, como alimentación y ejercicio para evitar el sobrepeso.
  • Si está pensando en operarse de los ojos, indique al oftalmólogo que está usando risperidona.
  • Los comprimidos recubiertos con película contienen lactosa.
¿Tiene más preguntas?

Este documento sólo le ofrece una información general, si tiene alguna otra pregunta, consulte con su médico o llámenos a nuestras líneas de atención.

Elaboró: Q.F. Liliana Gómez – Revisó: Enf. Natalia Duque
Agosto 2016
Bibliografía: Ficha Técnica del medicamento en el INVIMA y en la AEMPS