Medicarte - Home

MedicarteMedicarte

Inmunoglobulina humana

En Medicarte IPS estamos comprometidos con la gestión farmacoterapéutica integral buscando como principal objetivo mejorar su estado de salud y su estado de ánimo. Este documento es una recopilación de información que realizamos para beneficio suyo y el de su familia con el fin de que tengan mayor información y conocimiento del medicamento que está recibiendo. Cuente con nosotros como su aliado experto.

  • Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
  • Este medicamento se le ha prescrito a usted y no debe dárselo a otras personas, aunque tengan los mismos síntomas, ya que puede perjudicarles.
  • Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.
  • Comparta esta información con todas las personas que le apoyan en su cuidado.

 

¿Cómo funciona este medicamento?

La inmunoglobulina humana normal pertenece a una clase de medicamentos llamados inmunoglobulinas, los cuales, contienen anticuerpos humanos, presentes también en la sangre para ayudar a combatir las infecciones.

Estas inmunoglobulinas se utilizan en pacientes que no tienen anticuerpos suficientes en la sangre y suelen padecer infecciones con frecuencia; también se pueden utilizar en pacientes que necesitan anticuerpos adicionales para la cura de determinados trastornos inflamatorios (enfermedades autoinmunes).

Algunos nombres comerciales: Beriglobina®, Flebogamma®, Gammanorm®, Gammaraas®, Intratect®, Kiovig®, Sandoglobulina®

 

Antes de usar este medicamento

Informe a su médico:

  • Si es alérgico a las inmunoglobulinas o a cualquiera de los demás componentes del medicamento. Por ejemplo, si usted tiene deficiencia de inmunoglobulina A, en cuyo caso puede tener anticuerpos anti-inmunoglobulina A en la sangre. Dado que este medicamento contiene cantidades traza de inmunoglobulina A, usted puede desarrollar una reacción alérgica.
  • Si usted padece sobrepeso, es de edad avanzada, diabético o si tiene la presión arterial alta, bajo volumen sanguíneo (hipovolemia) o problemas en los vasos sanguíneos (enfermedades vasculares). En estos casos, las inmunoglobulinas pueden aumentar el riesgo de problemas cerebrovasculares.
  • Si es diabético, o presenta intolerancia a ciertos azúcares, pues algunos preparados de inmunoglobulina contienen azúcares en su preparación.
  • Si tiene o ha tenido problemas con sus riñones, o si ha recibido medicamentos que hayan podido dañar sus riñones (medicamentos nefrotóxicos), ya que existe una probabilidad muy rara de insuficiencia renal grave.
  • Si está tomando o ha tomado recientemente o podría tener que tomar cualquier otro medicamento, incluyendo vacunas, productos naturales y de venta libre.
  • Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento.

 

Cómo se administra

La dosis y el régimen de dosificación dependen de muchos factores, entre ellos, la indicación del medicamento, la marca, tipo de aplicación, etc. Su médico determinará la dosis exacta para usted y el calendario de administración del fármaco.

Por lo general, este medicamento le será administrado en las instalaciones de Medicarte. En casos especiales, en los que su médico y EPS autoricen, se podrá evaluar la aplicación domiciliaria o auto-administración.

Durante la aplicación y por 20 minutos más, usted será controlado atentamente para evitar que sufra una reacción alérgica.

Si no ha recibido este medicamento antes o si ha transcurrido un largo período (por ejemplo, varias semanas) desde la última vez que le fue administrado, puede existir un riesgo mayor de efectos adversos, por lo que en estos casos usted será supervisado durante la aplicación y una hora después de la misma.

Si experimenta una reacción alérgica durante la aplicación, informe de inmediato a nuestro personal.

 

Posibles efectos adversos

Al igual que todos los medicamentos, este puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas las sufran. La mayoría de los efectos adversos son leves a moderados y son más habituales al inicio del tratamiento. Sin embargo, algunos pueden requerir tratamiento o pueden ser indicio de otra enfermedad, por lo cual es importante que los consulte con su médico.

La frecuencia con la que se presentan estos efectos adversos, depende, entre otros factores, de la marca de la inmunoglobulina suministrada, sin embargo, en su mayoría son ligeros y de tipo no anafiláctico, e incluyen: cefalea, mialgias, fiebre, temblores, náuseas y vómitos. Con menos frecuencia pueden presentarse manifestaciones más graves, como, alteraciones hemodinámicas, dificultad respiratoria y anafilaxia. En ocasiones el fármaco produce meningitis aséptica, fallo renal agudo (la disfunción renal previa, y los preparados farmacéuticos que contienen sucrosa incrementan el riesgo), así como trombosis venosas.

En inmunoglobulinas de aplicación intravenosa, el principal riesgo de aparición de efectos adversos es la velocidad de infusión rápida.

 

¿Cuándo acudir a su IPS o llamar al médico tratante?

Si presenta:

  • Signos de reacciones alérgicas como: erupción cutánea, picazón o urticarias, hinchazón de la cara, labios o lengua, dificultad para respirar u obstrucción de la garganta
  • Signos de posible trombosis como: hinchazón de pierna, dolor en una pierna especialmente al estar de pie o caminar, calor, enrojecimiento o alteraciones de color en la pierna afectada.

Síntomas de posible hemólisis como: fatiga, palidez en la piel, expulsión de orina de color rojiza o marrón, cambios frecuentes de humor, debilidad, cansancio, migraña, poca concentración, coloración azulada en la esclerótica de los ojos, resquebrajamiento de las uñas, mareos al caminar, inconvenientes para respirar y dolor en la lengua.

 

¿Qué más necesito saber?
  • Este medicamento se elabora a partir de plasma humano y a pesar de que se extreman precauciones para evitar la posibilidad de transmisión de agentes infecciosos, esto no se puede excluir totalmente, en especial para virus emergentes o de naturaleza desconocida.
  • La aplicación de inmunoglobulinas puede alterar hasta por un año la eficacia de algunas vacunas de virus vivos como la del sarampión, rubeola, paperas y varicela. Consulte con su médico si piensa vacunarse o si se ha vacunado recientemente.
  • Las inmunoglobulinas contienen una amplia variedad de anticuerpos diferentes, algunos de los cuales pueden interferir con los análisis de sangre. Si se le realiza un análisis de sangre después de recibir este medicamento, por favor informe al analista o a su médico que ha recibido esta medicación.

 

¿Tiene más preguntas?

Este documento sólo le ofrece una información general, si tiene alguna otra pregunta, consulte con su médico o llámenos a nuestras líneas de atención.

Elaboró: Q.F. Liliana Gómez
Julio 2017
Bibliografía: Ficha Técnica de los medicamentos en el INVIMA, la EMA y la AEMPS