Medicarte - Home

MedicarteMedicarte

Belimumab

En Medicarte IPS estamos comprometidos con la gestión farmacoterapéutica integral buscando como principal objetivo mejorar su estado de salud y su estado de ánimo. Este documento es una recopilación de información que realizamos para beneficio suyo y el de su familia con el fin de que tengan mayor información y conocimiento del medicamento que está recibiendo. Cuente con nosotros como su aliado experto.

  • Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
  • Este medicamento se le ha prescrito a usted y no debe dárselo a otras personas, aunque tengan los mismos síntomas, ya que puede perjudicarles.
  • Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.
  • Comparta esta información con todas las personas que se encarguen de su cuidado.
¿Cómo funciona este medicamento?

El belimumab es un medicamento utilizado para el tratamiento del lupus (lupus eritematoso sistémico, LES) en adultos cuya enfermedad sigue siendo muy activa a pesar del tratamiento estándar.

El lupus es una enfermedad en la que el sistema inmunitario ataca a sus propias células y tejidos, causando inflamación y daño orgánico. Puede afectar a cualquier órgano del cuerpo y se piensa que implica a un tipo de células blancas sanguíneas denominadas células B. El belimumab reduce el número de células B en su sangre bloqueando la acción de BLyS, una proteína que ayuda a prolongar la supervivencia de las células B y que se encuentra en niveles elevados en personas con lupus.

Se le administrará el belimumab junto con su tratamiento habitual para el lupus.

Nombre comercial: BENLYSTA®

Antes de usar este medicamento

Consulte a su médico antes de que le administren belimumab.

  • Si tiene una infección crónica o si contrae infecciones a menudo.
  • Si está planeando vacunarse o le han vacunado recientemente (en los últimos 30 días). Ciertos tipos de vacunas no deben administrarse justo antes o durante el tratamiento con belimumab.
  • Si el lupus le afecta los riñones o el sistema nervioso
  • Si tiene VIH o niveles bajos de inmunoglobulinas
  • Si tiene, o ha tenido, hepatitis B ó C
  • Si le han realizado un trasplante de órgano o un trasplante de médula ósea o de células madre
  • Si ha padecido cáncer.

Consulte con su médico si cree que puede tener cualquiera de estos problemas:

  • Leucoencefalopatía Multifocal Progresiva

Informe a su médico inmediatamente si tiene pérdidas de memoria, problemas para pensar, dificultad para hablar o caminar, pérdida de visión o problemas similares que le hayan durado varios días.

Si experimentó estos síntomas antes de iniciar el tratamiento con belimumab, informe a su médico inmediatamente sobre cualquier cambio en estos síntomas.

Informe a su médico todos los medicamentos que está usando, incluyendo aquellos naturales o sin prescripción médica. Especialmente informe si está siendo tratado con ciclofosfamida u otro medicamento para el tratamiento del cáncer, enfermedades inflamatorias o autoinmunes. La combinación de estos medicamentos junto con belimumab puede hacer que su sistema inmunitario sea menos efectivo. Esto podría aumentar el riesgo de una infección grave.

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso de belimumab durante el embarazo, por lo tanto, informe a su médico si está embarazada, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedar embarazada.

Use un método anticonceptivo fiable mientras está siendo tratada con belimumab y al menos durante 4 meses después de la última dosis.

Es probable que el belimumab pueda pasar a la leche materna, por lo tanto, informe a su médico para que le indique qué hacer.

¿Cómo se administra?

El belimumab es administrado en forma de infusión en la vena (intravenosa, IV) durante al menos una hora y le será administrado en las instalaciones de Medicarte. Dado el potencial de presentar eventos adversos incluso tiempo después de la aplicación del medicamento, deberá permanecer en observación en la sala de procedimientos durante al menos 3 horas las primeras dos aplicaciones y en las siguientes, al menos 2 horas. Adicionalmente deberá siempre estar acompañado por un responsable mayor de edad.

El belimumab se administra el primer día de tratamiento y nuevamente a los 14 y 28 días. Después de esto, se administra una vez cada 4 semanas.

Habitualmente antes del belimumab se le indagará por la posible presencia de infecciones, pues en estos casos no debe aplicarse el medicamento. De igual manera, antes de la aplicación se le administraran otros medicamentos para reducir el riesgo de presentar reacciones adversas.

Posibles efectos adversos

Al igual que todos los medicamentos, este puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas las sufran. La mayoría de los efectos adversos son leves a moderados y son más habituales al inicio del tratamiento. Sin embargo, algunos pueden requerir tratamiento o pueden ser indicio de otra enfermedad, por lo cual es importante que los consulte con su médico.

El belimumab puede provocar efectos secundarios graves que pueden poner en riesgo la vida del paciente, por lo tanto, infórmele de inmediato a su médico o personal de enfermería si tiene algún síntoma de infección (como fiebre, tos con mucosidad o ardor al orinar), problemas cardíacos (como dolor en el pecho o falta de aliento), o problemas de salud mental (como pensamientos suicidas, problemas para dormir, ansiedad o depresión).

A continuación, se listan algunos de los efectos adversos asociados con el uso de belimumab:

Muy frecuentes

  • Infecciones bacterianas, como infecciones de pecho o vejiga
  • Vómitos, diarrea.

Frecuentes

  • Fiebre
  • Niveles bajos de glóbulos blancos
  • Infección de nariz, garganta o estómago
  • Dolor en las manos o pies
  • Migraña
  • Insomnio, depresión.

Poco frecuentes

  • Reacciones alérgicas graves, a veces con hinchazón de la cara o la boca, lo que dificulta la respiración
  • Hinchazón de la cara, labios y lengua
  • Erupción cutánea
  • Erupción papulosa o ronchas.
¿Cuándo acudir a su IPS o llamar al médico tratante?

Este medicamento presenta riesgo de producir reacciones de hipersensibilidad (alérgicas) relacionadas con la infusión que pueden ser ocasionalmente graves, y poner en riesgo la vida del paciente. Es más probable que estas reacciones se produzcan durante el día de la perfusión, o el día después, tras la primera o segunda administración. Si experimenta cualquiera de los siguientes síntomas informe de inmediato al personal de enfermería o acuda al centro de urgencias más cercano (si ya no está en nuestras instalaciones):

  • hinchazón de la cara, labios, boca o lengua
  • sibilancias, dificultad para respirar o respiración difícil
  • erupción cutánea
  • erupción papulosa con picor o ronchas

Tras la administración del belimumab y entre 5 y 10 días después de una dosis del medicamento, también pueden aparecer reacciones adversas tardías que incluyen una combinación de síntomas tales como erupción cutánea, vómitos, cansancio, dolor muscular, dolor de cabeza y/o inflamación facial. Si experimenta cualquiera de estos síntomas, particularmente si experimenta una combinación de estos, informe a su médico o enfermero.

¿Qué más necesito saber?
  • Recuerde, no se automedique, consuma solo los medicamentos que prescribe su médico y siga siempre sus recomendaciones.
  • Si después de la infusión no se siente bien o tiene algún dolor que no desaparece, comuníquese con su proveedor de atención médica
¿Tiene más preguntas?

Este documento sólo le ofrece una información general, si tiene alguna otra pregunta, consulte con su médico o llámenos a nuestras líneas de atención.

Elaboró: Q.F. Liliana Gómez – Revisó: Enf. Natalia Duque
Julio 2016
Bibliografía: Ficha Técnica del medicamento en el INVIMA, la EMA y EPOCRATES


El contenido de este volante es de carácter informativo y en ningún momento pretende reemplazar las decisiones de su médico tratante. Consulte con su médico antes de tomar cualquier decisión al respecto.