Medicarte - Home

MedicarteMedicarte

Conservación adecuada de los medicamentos

conservacion_adecuada

Almacene los medicamentos lejos de fuentes de calor y de humedad, no los ubique donde puedan entrar directamente los rayos del sol, ni cerca de una luz artificial como bombillo o lámpara. No los almacene en la cocina, ya que en este sitio hay varias fuentes de calor, ni en el baño, ya que este tiene una alta humedad que puede deteriorar el medicamento, pudiendo disminuir su eficacia e incluso poner en riesgo su salud.

El lugar más apropiado para guardar sus medicamentos (los que no requieran refrigeración) es un botiquín, pues es un lugar cerrado bajo llave y seco, el cual debe ubicarse en un sitio fresco y fuera del alcance de los niños y mascotas, para evitar poner en riesgo su salud.

Recuerde que el botiquín no es una mini-farmacia y debe contener sólo lo necesario, por lo tanto, evite conservar sobrantes de medicamentos como gotas o cremas oftálmicas o nasales, suspensiones o jarabes, pues una vez abierto el empaque, su vida útil se reduce y por tanto es mucho inferior a la fecha de vencimiento allí indicada.

No guarde medicamentos que sobran después de terminar un tratamiento prescrito por su médico, en especial antibióticos, ya que estos sólo deben emplearse bajo prescripción médica, para un paciente determinado y en una infección concreta, pero nunca conservarse “por si acaso”, pues cuando los quiera emplear puede equivocarse, ya que no todos los medicamentos funcionan igual en todas las personas y los mismos síntomas pueden indicar muchas enfermedades diferentes, por lo cual, sólo el médico está capacitado para indicarle qué medicamento tomar y por cuánto tiempo. No se automedique.

Cuando compre medicamentos, asegúrese de que estos tengan impresa la fecha de vencimiento y el registro INVIMA y que no tenga manchas o tachones en su empaque, de lo contrario no los acepte.

No corte los blíster (empaques) de los medicamentos a medida que los toma, para evitar que se pierda la información de fecha de vencimiento y lote.

Revise por lo menos dos veces al año el botiquín o lugar donde almacena sus medicamentos y deseche TODOS aquellos que estén deteriorados o vencidos o los que se encuentren sin envase, sin nombre o sin fecha de vencimiento.

CONSERVACIÓN DE MEDICAMENTOS REFRIGERADOS
(CADENA DE FRÍO)

cadena_de_frio

La cadena de frío es una cadena de suministro de temperatura controlada, en la cual se garantiza la potencia del medicamento desde su fabricación hasta su administración al paciente.

Normalmente, los medicamentos que requieren cadena de frío, deben conservarse entre 2° y 8°C, por lo cual en MEDICARTE, le hacemos entrega de estos en una nevera de icopor o nevera portátil con suficientes bolsas térmicas (geles) refrigeradas, de manera que se garantice la conservación del frío, no obstante, se sugiere que los medicamentos sean trasladados a un refrigerador, lo más pronto posible, sin superar las 8 horas en la nevera portátil.

Antes de llevarse los medicamentos, usted debe verificar que los geles que fueron puestos en la nevera portátil estén suficientemente fríos y que no estén en contacto directo con el medicamento (para evitar que el medicamento se congele).

Una vez en su domicilio u oficina, tenga en cuenta:

  • Retire el medicamento de la nevera portátil o de icopor y ubíquelo preferiblemente en la parte central del refrigerador (nevera) y no en la puerta. Es conveniente mantener los medicamentos dentro de un recipiente plástico hermético que impida que los olores de los alimentos puedan alterarlos, preferiblemente que el cierre sea a prueba de niños para evitar que estos puedan tomarlos.
  • Nunca ubique los medicamentos en el congelador, a menos que su médico se lo indique, ya que esta temperatura podría deteriorarlos rápidamente.
  • Asegúrese de mantener geles refrigerantes en el congelador, así, en caso de que ocurra una falla eléctrica en su residencia, usted podrá conservar la cadena de frío del medicamento, poniéndolo en una nevera portátil, con los geles refrigerantes, asegurándose de que los geles no toquen el medicamento, para evitar su congelación. Si el fluido eléctrico tarda más de 6 horas en regresar (o cuando note que los geles no estén suficientemente fríos), llévelo donde un familiar o amigo donde pueda ser refrigerado adecuadamente mientras tanto.
  • De ser posible, adquiera un termómetro para refrigeradores y verifique que la temperatura se mantenga entre 2 y 8°C. Si ve que la temperatura se sale de estos rangos, use la perilla niveladora de temperatura al interior del refrigerador.
  • El medicamento deberá sacarse del refrigerador algunos minutos antes de su utilización para que alcance la temperatura ambiente y sea menos dolorosa su aplicación.
  • Verifique siempre antes de su utilización que el medicamento se vea traslúcido y no presente turbidez o material extraño en su interior.