Medicarte - Home

MedicarteMedicarte

Romiplostim

En Medicarte IPS estamos comprometidos con la gestión farmacoterapéutica integral buscando como principal objetivo mejorar su estado de salud y su estado de ánimo. Este documento es una recopilación de información que realizamos para beneficio suyo y el de su familia con el fin de que tengan mayor información y conocimiento del medicamento que está recibiendo. Cuente con nosotros como su aliado experto.

  • Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
  • Este medicamento se le ha prescrito a usted y no debe dárselo a otras personas, aunque tengan los mismos síntomas, ya que puede perjudicarles.
  • Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.
  • Comparta esta información con las personas que le ayudan en su cuidado.
¿Cómo funciona este medicamento?

El Romiplostim es una proteína utilizada para tratar los recuentos bajos de plaquetas en pacientes con púrpura trombocitopénica inmune idiopática (PTI). La PTI es una enfermedad en la que el sistema inmunitario de su cuerpo destruye sus propias plaquetas que son las células de la sangre que ayudan a cicatrizar las heridas y forman coágulos de sangre.

Los recuentos de plaquetas muy bajos pueden causar hematomas y hemorragias graves. Este medicamento se utiliza en pacientes adultos a los que se les podría o no extirpar el bazo debido a la PTI crónica y que han sido previamente tratados con corticosteroides o inmunoglobulinas, cuando estos tratamientos no funcionan.

El Romiplostim funciona estimulando la médula ósea (parte del hueso que genera las células sanguíneas) para que produzca más plaquetas. Esto debería ayudar a evitar los hematomas y las hemorragias relacionadas con la PTI.

Nombre comercial: NPLATE®

Antes de usar este medicamento

Informe a su médico:

  • Si es alérgico a romiplostim o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento.
  • Si es alérgico a otros medicamentos producidos mediante tecnología del ADN que utiliza el microorganismo Escherichia coli (E. coli).
  • Si está utilizando, ha utilizado reciente-mente o podría tener que utilizar cualquier otro medicamento. En especial si está también tomando otros medicamentos que evitan la formación de coágulos sanguíneos (tratamiento con anticoagulantes o antiplaquetarios), pues existe un mayor riesgo de hemorragias.
  • Si está tomando corticosteroides, danazol y/o azatioprina, que los podría estar recibiendo para tratar su PTI, pues puede que haya que reducir o suprimir su administración conjunta.
  • Si está embarazada (o cree que podría estarlo o desea quedar embarazda) o si está en periodo de lactancia, ya que no se recomienda utilizar el romiplostim durante el embarazo ni la lactancia, a menos que su médico se lo indique.

Advertencias y precauciones:

  • Si deja de tomar Romiplostim es probable que vuelva a tener un recuento bajo de plaquetas (trombocitopenia), por lo que su recuento de plaquetas tendrá que ser controlado y su médico le comentará las precauciones adecuadas.
  • Si tiene riesgo de aparición de coágulos en la sangre o si los coágulos sanguíneos son frecuentes en su familia. El riesgo de coágulos en la sangre puede estar aumentado también si:
    • Tiene problemas en el hígado;
    • Es usted mayor de 65 años;
    • Está postrado en la cama;
    • Tiene cáncer;
    • Es obeso (sobrepeso);
    • Está tomando píldoras anticonceptivas o terapia hormonal sustitutiva;
    • Se ha sometido recientemente a cirugía o ha padecido de una lesión;
    • Es fumador.
  • Si presenta un recuento de plaquetas muy alto, puede aumentar el riesgo de coágulos. Su médico ajustará la dosis del medicamento para asegurarse de que su recuento de plaquetas no sea demasiado alto.
  • Cambios en la médula ósea: El uso a largo plazo de Romiplostim puede causar cambios en su médula ósea. Estos cambios pueden llevar a que tenga las células de la sangre anormales o que su cuerpo produzca menor número de células sanguíneas. Su médico decidirá si se debería hacer un análisis de la médula ósea o si debe interrumpir el tratamiento con el Romiplostim.
  • Empeoramiento del cáncer de la sangre: Su médico puede decidir realizar una biopsia de la médula ósea si considera que es necesario asegurarse que tiene PTI y no otra enfermedad tal como Síndrome Mielodisplásico (SMD). Si usted padece SMD y recibe romiplostim, puede presentar un aumento del recuento de células blásticas y un empeoramiento de SMD hasta progresar a una leucemia mieloide aguda, que es un tipo de cáncer de la sangre.
  • Pérdida de respuesta a romiplostim: Si presenta pérdida de respuesta a romiplostim, su médico averiguará las razones del por qué, incluyendo si está presentando aumento en las fibras de médula ósea (reticulina) o si ha desarrollado anticuerpos, que neutralizan la actividad de romiplostim.
¿Cómo se debe administrar?

El romiplostim se aplica una vez a la semana por inyección debajo de la piel (subcutánea), generalmente por personal de Medicarte, sin embargo, si su médico y EPS aprueban la aplicación por su cuenta, debe asegurarse de recibir una adecuada capacitación y entrenamiento por parte de nuestro personal.

Si olvidó usar romiplostim, su médico le dirá cuándo recibir la siguiente dosis.

Si deja de utilizar romiplostim, es probable que vuelva a presentar un recuento de plaquetas bajo. Su médico decidirá si debe dejar de tomarlo.

Posibles efectos adversos

Al igual que todos los medicamentos, este puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas las sufran. La mayoría de los efectos adversos son leves a moderados y son más habituales al inicio del tratamiento. Sin embargo, algunos pueden requerir tratamiento o pueden ser indicio de otra enfermedad, por lo cual es importante que los consulte con su médico.

Algunos de los efectos adversos más frecuentes del romiplostim son:

  • Dolor de cabeza
  • Reacción alérgica
  • Infección de vía respiratoria superior
  • Alteración en la médula ósea
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Mareos
  • Hormigueo, entumecimiento o hincha-zón de las manos o los pies
  • Migraña
  • Enrojecimiento o picazón de la piel
  • Embolia pulmonar
  • Náuseas
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Indigestión (dispepsia)
  • Estreñimiento
  • Sangrado bajo la piel (equimosis)
  • Hematomas (contusión)
  • Erupción cutánea
  • Dolor en la articulación (artralgia)
  • Dolor muscular o debilidad (mialgia)
  • Dolor en manos y pies
  • Espasmo muscular
  • Dolor de espalda
  • Dolor de huesos
  • Cansancio (fatiga)
  • Reacción en el lugar de la inyección
  • Síntomas similares a la gripa
  • Debilidad (astenia)
  • Fiebre (pirexia)
  • Escalofríos
  • Gastroenteritis
  • Palpitaciones
¿Cómo almacenar este medicamento?
  • Conserve este medicamento en su empaque original, en la puerta de su refrigerador para que permanezca entre 2°C y 8°C. No congele. Almacene fuera del alcance de los niños.
  • Este medicamento puede estar a temperatura ambiente (hasta 25°C) máximo 24 horas.
  • No lo utilice después de la fecha de caducidad que aparece en el empaque.
  • Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Pregunte al Químico Farmacéutico como deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma ayudará a proteger el medio ambiente.
¿Cuándo acudir a su IPS o llamar al médico tratante?

Si presenta:

  • Reacciones alérgicas como erupción cutánea, picazón o urticarias, hinchazón de la cara, labios o lengua, dificultad para respirar, obstrucción de la garganta, hinchazón en la cara, ronchas (posible reacción alérgica).
  • Si por error usa más o menos romiplostim del que debe, pues aunque no presente ningún síntoma físico sus niveles de plaquetas en sangre pueden alterarse aumentando el riesgo de coagulación de la sangre o de sangrado (respectivamente), así su médico le administrará el tratamiento adecuado de inmediato.
¿Qué más necesito saber?
  • Su médico le extraerá muestras de sangre regularmente para evaluar de qué manera están respondiendo sus plaquetas y ajustar la dosis si fuera necesario.
  • Recuerde, no se automedique, consuma solo los medicamentos que prescribe su médico y siga siempre sus recomendaciones.
  • Conserve este medicamento en su empaque original, en la puerta de su refrigerador para que permanezca entre 2°C y 8°C. No congele. Almacene fuera del alcance de los niños.
  • Este medicamento puede estar a temperatura ambiente (hasta 25°C) máximo 24 horas.
  • No descarte los residuos a la basura común o por los desagües; siga las directrices que le indique nuestro personal.
¿Tiene más preguntas?

Este documento sólo le ofrece una información general, si tiene alguna otra pregunta, consulte con su médico o llámenos a nuestras líneas de atención.

Elaboró: Q F Liliana Gómez – Revisó: Enf. Natalia Duque
Diciembre 2016
Bibliografía: Ficha Técnica del medicamento en el INVIMA y la EMA.