Medicarte - Home

MedicarteMedicarte

Hemina humana

En Medicarte IPS estamos comprometidos con la gestión farmacoterapéutica integral buscando como principal objetivo mejorar su estado de salud y su estado de ánimo. Este documento es una recopilación de información que realizamos para beneficio suyo y el de su familia con el fin de que tengan mayor información y conocimiento del medicamento que está recibiendo. Cuente con nosotros como su aliado experto.

  • Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
  • Este medicamento se le ha prescrito a usted y no debe dárselo a otras personas, aunque tengan los mismos síntomas, ya que puede perjudicarles.
  • Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.
  • Comparta esta información con las personas que le ayuden con su cuidado

 

¿Cómo funciona este medicamento?

La hemina humana es una sustancia derivada de la sangre humana que se utiliza para el tratamiento de los ataques repentinos que ocurren en pacientes que padecen porfiria hepática aguda; la enfermedad se caracteriza por la acumulación hepática de compuestos (incluyendo porfirinas y sus precursores tóxicos).

Hay tres tipos de porfiria hepática cuyos nombres médicos son: porfiria aguda intermitente, porfiria variegata y coproporfiria hereditaria.

Esta acumulación da lugar a síntomas de la enfermedad, incluyendo dolor (principalmente en el abdomen, espalda y muslos), náuseas, vómitos y estreñimiento.

Nombre comercial: NORMOSANG®
 

Antes de usar este medicamento

Informe a su médico:

  • Si es alérgico a la hemina humana o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento.
  • Si está tomando, ha tomado recientemente o podría tener que tomar cualquier otro medicamento, incluyendo productos naturales y medicamentos de venta libre.
  • Si está usted embarazada o lactando, consulte a su médico antes de utilizar este medicamento. Su médico le administrará el medicamento solo si es absolutamente necesario. En lactancia, es probable que le recomiende que finalice la lactancia.

Además, tenga en cuenta:

  • Antes de comenzar el tratamiento con hemina humana, su médico deberá confirmar un ataque de porfiria hepática mediante una serie de criterios clínicos y biológicos. Cuanto antes se inicie el tratamiento después del inicio de un ataque, mayor su eficacia.
  • Como consecuencia de las infusiones con hemina humana, el dolor abdominal y otros síntomas gastrointestinales desaparecen generalmente en 2-4 días. Complicaciones neurológicas (parálisis y trastornos psicológicos) se ven menos afectadas por el tratamiento.
  • Se le monitorizará durante todo el ciclo de tratamiento ya que los ataques de porfiria con frecuencia se asocian a varios efectos en el corazón y en la circulación, y en el sistema nervioso.
  • No haga cambios repentinos en su dieta habitual, en concreto no esté sin comer períodos largos ni tome medicamentos o sustancias tales como estrógenos (por ej., anticonceptivos orales), barbitúricos (somníferos y medicamentos que a veces se utilizan para tratar la epilepsia) o esteroides, porque pueden provocar un ataque o empeorarlo. Consulte siempre con el médico o químico farmacéutico, los medicamentos y sustancias que no debe tomar (ahora y en el futuro).
  • Para prevenir la irritación venosa, la solución será administrada mediante infusión en una vena (vaso sanguíneo) gruesa de su brazo o en una vena de su tórax durante un periodo de al menos 30 minutos. Tras la infusión, la vena debe irrigarse con solución salina.
  • Un coágulo sanguíneo (llamado “trombosis venosa”) puede bloquear la vena utilizada para la infusión.
  • Si su cánula está colocada durante mucho tiempo, se puede producir daño vascular que provoque extravasación de la hemina, lo cual puede producir decoloración de la piel. Con el fin de disminuir este riesgo, el personal de enfermería comprobará su cánula antes y durante de la infusión.
  • La hemina puede producir un color inusual de la sangre.
  • Su médico le podrá hacer análisis de sangre de vez en cuando para comprobar el nivel de hierro en su organismo.
  • Cuando se administran medicamentos preparados a partir de sangre o plasma humanos, el riesgo de transmisión de agentes infecciosos no puede ser completamente excluido.
  • Este medicamento contiene 11,78 % de etanol (alcohol), lo que es equivalente a 23,6 ml de cerveza o 9,8 ml de vino por dosis. Esto puede ser peligroso para personas que padecen alcoholismo, mujeres embarazadas o en período de lactancia, niños y grupos de alto riesgo como por ejemplo pacientes con enfermedad hepática o epilepsia.

 

¿Cómo se administra?

Este medicamento es aplicado en infusión intravenosa, en una vena (vaso sanguíneo) gruesa del brazo o en una vena del tórax durante un período de al menos 30 minutos, y le será administrado en las instalaciones de Medicarte. Normalmente, recibirá una perfusión al día durante cuatro días.

La dosis que se va a administrar se calculará conforme a su peso, y es unos 3 mg por kg de peso al día, pero no más 1 ampolla al día.

Después de la infusión, debe irrigarse la vena con una solución salina.
 

Posibles efectos adversos

Al igual que todos los medicamentos, este puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas las sufran. La mayoría de los efectos adversos son leves a moderados y son más habituales al inicio del tratamiento. Sin embargo, algunos pueden requerir tratamiento o pueden ser indicio de otra enfermedad, por lo cual es importante que los consulte con su médico.

Algunos de los efectos adversos de este medicamento son:

Frecuentes

  • Difícil acceso a las venas.
  • Dolor, inflamación y/o formación de coágulos en la vena.

Poco frecuentes y raros:

  • Sobrecarga de hierro en la sangre
  • Fiebre y reacciones alérgicas graves (sarpullido, hinchazón de la lengua), incluida la reacción anafilactoide.

Frecuencia desconocida:

  • Dolor de cabeza
  • Trombosis venosa (formación de coágulos en las venas periféricas o centrales), incluida la trombosis en el lugar de administración.
  • Extravasación.
  • Daño en la piel (necrosis).
  • Enrojecimiento o picor de la piel en el lugar de la inyección
  • Aumento de creatinina en la sangre (sustancia excretada por los riñones).
  • Decoloración de la piel
  •  

¿Cuándo acudir a su IPS o llamar al médico tratante?

Si presenta:

  • Síntomas de reacción alérgica grave, tales como hinchazón de la cara, dificultad respiratoria, opresión en el pecho, taquicardia, tensión arterial baja, urticaria, pérdida espontánea del conocimiento (producida por un riego de sangre insuficiente en el cerebro).

 

¿Qué más necesito saber?
  • Recuerde, no se automedique, consuma solo los medicamentos que prescribe su médico y siga siempre sus recomendaciones.
  • Con el fin de monitorear la seguridad de su terapia, se le realizarán exámenes de laboratorio de seguimiento, de manera periódica.
  • Es importante para el éxito de la terapia, acudir puntualmente a todas las citas de aplicación del medicamento, así como las citas con el personal de salud que le sean asignadas.

 

¿Tiene más preguntas?

Este documento sólo le ofrece una información general, si tiene alguna otra pregunta, consulte con su médico o llámenos a nuestras líneas de atención.

Elaboró: Q F Liliana Gómez R.
Junio 2017
Bibliografía: Ficha Técnica del medicamento en el INVIMA y la AEMPS.